You are here: Home

Fundación Sin Barreras

Discapacidad severa no les impide triunfar
Son personas con discapacidades severas. Sin embargo, el mundo no está perdido para ellos, pues tratan de alguna manera de ser útiles para la sociedad.
Y lo que se proponen lo consiguen, pues gracias a la Fundación Sin Barreras, ubicada en Huancavilca, entre Lizardo García y Tungurahua, estos seres especiales han aprendido a confeccionar tapetes, porta servilletas, tarjetas navideñas, siembran y dan mantenimiento a las plantas y pintan cuadros.

Pero no solo eso saben hacer, también se los ayuda a tener independencia personal y se les brinda terapia conductual.El presidente Bolívar Mendoza dirige a este grupo de personas junto con la directora Driana Heras y varios voluntarios que, día a día, acuden a las instalaciones de la fundación para transmitir sus conocimientos a 30 miembros.
 
Desde el 2003, como trabajo de hormiga y en silencio, labora la entidad con adultos que padecen discapacidades profundas que no tienen familiares o que los llevan, cancelando un valor simbólico, para que los preparen y al mismo tiempo permitan desempeñarse a sus padres.
La institución nació como una necesidad debido a que en esta ciudad no existe un centro especializado que los atienda y mucho menos que los albergue. Fue creada por el psicólogo Mendoza, la licenciada Heras y Martha Villagómez, quien falleció.
Al principio solo daban terapias ambulatorias que incluía alimentación (desayuno, refrigerio y almuerzo).
 
Al siguiente año se aventuraron a ofrecer el servicio de residencia, sin presupuesto fijo; solo con alma y corazón.
Hoy cuentan con 15 miembros, aunque la demanda es mayor, pero lamentablemente los ingresos económicos no les permiten abarcar más casos.
En hora buena, poco antes de morir, Martha Villagómez les dio en comodato, por 15 años, las instalaciones al considerar que tenía dos hermanos especiales. Uno pereció y sobrevive Agustín, quien forma parte de los 15 asilados de la fundación.
 
Lo que aprenden
A los 15 internos, más los 15 que acuden diariamente en horario matutino, se les enseña independencia personal, terapia conductual para controlar la agresividad y terapia ocupacional para que tengan su mente atenta y en acción.
Fundación Sin Barreras se enfrenta a todo tipo de reto en cuanto a discapacidad, pues atiende a seres con problemas intelectuales, autismo y otros casos que incluyen a jóvenes especiales huérfanos como Miguelito, Agustín y Lorena.
Bolívar Mendoza recalca que, aunque tienen discapacidades profundas, pueden acatar órdenes sencillas, hacer trabajos prácticos y lo más importante lograr con ellos la inclusión familiar.
 
“La mejor terapia que pueden tener es estar con sus iguales para que se entiendan”.
Actualmente a los “alumnos” se les trata de descubrir actitudes con respecto al arte. Pintan cuadros, aprenden a reciclar papeles para luego convertirlos en tarjetas navideñas, tejen con lana, hacen trabajos con madera.
Con los productos terminados se realiza una exposición para vender los artículos y recaudar fondos para la institución.
 
Financiamiento
Mantener la fundación no es cosa sencilla. Se basan primero en la voluntad de Dios; después son los contactos con el Ministerio de Inclusión Económica (MIES). “Hace tres años estamos con ellos con convenio de alimentación”.
Por otra parte, está la ayuda de ciertos padres que colaboran con un pago simbólico; y, finalmente cuentan con la aportación de empresas amigas, aunque este año, señala el presidente, muchas les han cerrado las puertas.
El personal que los apoya para impartir los conocimientos son estudiantes voluntarios de la Facultad de Tecnología Médica, de Psicología y tres de planta.
 
El fruto de la enseñanza aprovechan para exponerlo en las invitaciones que les hace el Gobierno Nacional y seccional. También hacen contacto con el Banco Central y Museo Nahim Isaías para exhibir los cuadros.
La idea es venderlos, dice el presidente, porque eso significa rentabilidad para la fundación, es decir el dinero les sirve para seguirla sosteniendo con recursos propios y no estar dependiendo solo de la ayuda del régimen.
 
La entidad también se ayuda con la realización de bingos, pues de otra manera no habría cómo solventar todos los gastos que requiere la fundación para su funcionamiento.
 
“El trabajo que se efectúa aquí es largo y tedioso porque hay que enseñarles a bañarse, lavarse los dientes, limpiarse, pero es algo que nos llena, es precioso porque para nosotros es como trabajar con un niño de 2 ó 3 años donde se le imparte costumbres y buenos modales”.
Mendoza lo que siempre solicita es el respaldo de la ciudadanía en la compra de las tablas de bingos o en la adquisición de los productos que elaboran los adolescentes y adultos que se benefician de la institución.

 

Donaciones internacionales


Quienes somos

FUNSIBA, es una organización no gubernamental sin fines de lucro con finalidad social, es una in stitución con el afán de dar servicio a personas con Discapacidad

Metas cumplidas

- evitar que sean abandonados o almacenados en hospitales psiquiatricos o sus afines.  - lograr que sean aceptados en la comunidad y sociedad en general

Financiamiento

Sample imageFUNSIBA atiende con el 100% en la educación,  salud, terapias y vestimenta, a residentes y ambulatorios,  que se  encuentran en una gran desventaja socio-económica